Guía Definitiva sobre Due Diligence:
Qué Es, Cómo Llevarla a Cabo y Para Qué Sirve

Esta guía sobre la diligencia debida le ayudará a comprender de manera completa y definitiva qué es Due Diligence y cómo llevarla a cabo.

¿Qué significa Due Diligence?

La palabra Due Diligence es anglosajona y se puede traducir al español como diligencia debida. Según la ley, el término indica la obligación del deudor de cumplir con su deber como tal. Con referencia al sector comercial, financiero y económico, la due diligence se refiere al conjunto de comportamientos destinados a obtener información válida y detallada sobre un perfil específico (privado o corporativo).

La diligencia también debe ser devuelta, un concepto que implica de alguna manera la obligación de una persona y el derecho de otra.

¿Qué es la Due Diligence?

La Due Diligence se refiere a la reputación financiera y es la actividad de investigación, indagación y preparación de documentos (fiscales, patrimoniales, económicos y personales) destinados a revelar información crucial necesaria para llevar a cabo una transacción financiera. Un concepto muy amplio que tiene implicaciones muy importantes si está a punto de invertir en una empresa o, por ejemplo, decide comprar una propiedad.

Para poder comprender completamente la idea que hay detrás de Due Diligence, debe considerar que la primera vez que se introdujo este término fue con la entrada en vigor en los Estados Unidos del Securities Act (1933), haciendo referencia a la compra en el mercado de valores del que tenían que estar seguros. De este modo, de ser un comprador, le resultará de gran ayuda contar con encuestas comerciales y financieras para conocer el potencial real de su inversión futura y no estar expuesto a situaciones que no fueran agradables.

La diligencia debida corre a cargo tanto del vendedor, obligado a proporcionar una documentación adecuada, honesta y verificada para una transacción; como del comprador, que debe conocer todos los aspectos legales y económicos relacionados con un activo financiero.

¿Cómo se hace la Due Diligence?

Es muy importante que considere este proceso como una actividad delicada, que requiere de la intervención necesaria de expertos capaces de analizar en profundidad la reputación financiera de un particular o una empresa y descubrir cualquier información oculta que pudiera resultarle útil en una fase de negociación. Por ejemplo, sería muy útil saber si su contraparte está en la base de datos del World Check.

De hecho, para llevar a cabo las diversas actividades de investigación, se requerirán habilidades específicas en los sectores individuales de referencia, a fin de llevar a cabo investigaciones financieras y legales, recopilando la documentación necesaria para certificar un comportamiento de diligencia debida por parte de la empresa o del sujeto en cuestión.

En base a la actividad de Due Diligence, por lo tanto, existe una encuesta a través de la cual le será posible descubrir los aspectos principales de una empresa y los menos obvios que, por ejemplo, una empresa podría querer ocultar.

En primer lugar, se analizarán los documentos en papel de una empresa, tales como:

  • El acto constitutivo
  • Encuestas de la cámara de comercio 
  • Las cifras de los socios

También será importante visitar el lugar, como puede ser la sede operativa de la empresa o el edificio, hablar con los empleados y con la junta directiva, o verificar la lista de clientes.

Otro paso importante puede ser una verificación técnica de equipos y bienes, que se incluyen en la actividad comercial.

Además, se analizará la actividad financiera como:

  • Pagos realizados
  • Presupuestos
  • Exposición bancaria
  • Investigaciones en bolsa interbancarias.

Finalmente, también se examinará una revisión de los casos legales e históricos en los tribunales individuales.

¿Cuándo hacer una Due Diligence?

El proceso de Due Diligence puede llevarse a cabo para cada transacción comercial y, en particular, es una prioridad para aquellas operaciones que incluyen:

  • Adquisiciones o disposiciones corporativas y comerciales
  • Compra de bienes inmuebles o de valor
  • Compra de fondos mutuos
  • Fusiones de empresas

El procedimiento debe llevarse a cabo antes de la firma de cualquier acuerdo para verificar la presencia de algún posible riesgo, que luego podrá ser seguido por otros controles antes de la conclusión de la actividad comercial.

quando si fa due diligence reputationup

¿Para qué sirve la Due Diligence?

Para comprender cuál es el proceso de Due Diligence y qué oportunidades ofrece, examinemos dos casos concretos.

  • Caso 1búsqueda de información. Tenga una imagen completa de la persona con la que está tratando o de la actividad comercial con la que va a redactar las negociaciones comerciales. Por lo tanto, el propósito de estas investigaciones es prever la respuesta a algunas preguntas que le permitirán evaluar si el negocio comercial que está suscribiendo es conveniente. Además, gracias a la Due Diligence, puede definir el precio que mejor se adapte a la inversión y aquellas garantías adicionales u obligaciones contractuales.
  • Caso 2: se encuentra bajo investigación. Muestre su buena fe en cada etapa de la negociación, incluso si surgen problemas que no conduzcan finalmente a la conclusión del acuerdo

¿Cuánto cuesta la Due Diligence?

El coste de la Due Diligence depende de varios factores, diferentes de un cliente a otro. Las encuestas pueden ser muy diferentes entre sí, ya que cada empresa o persona tiene una historia propia: descubrirla o verificarla puede ser sencillo o tomar más tiempo del que imaginábamos.

La tarifa de un profesional o una empresa especializada, como ReputationUP, está condicionada al uso previsto de la actividad de diligencia debida, que se diversificará en base a factores individuales de carácter legal, financiero, personal, inmobiliario y medioambiental.

Due Diligence para la compra de acciones de una sociedad

Adquirir acciones de una compañía puede ser una inversión útil, especialmente si ésta tiene buenas perspectivas de crecimiento. La diligencia debida para la compra de acciones de una compañía le permitirá verificar tanto las actividades de la empresa en general, como de la persona con la que tiene un acuerdo de transferencia de cuota.

Por ejemplo, puede verificar el valor real de este último, y si el precio corresponde al precio de mercado, evitando así posibles fraudes financieros.

Due Diligence para evaluar inmuebles

Para un tasador de inmuebles es esencial llevar a cabo controles sobre:

  • Buena seguridad
  • Aspectos técnicos
  • Aspectos legales

Este proceso marcará la diferencia en un mercado competitivo como el inmobiliario. A lo largo de los años, un edificio puede haber sufrido varias transformaciones, algunas no registradas; y, desde el punto de vista legal, podría estar sujeto a restricciones. Tener acceso a esta información le permitirá una valoración correcta del precio de la propiedad y el éxito de la venta.

Due Diligence para comprar inmuebles

La otra cara de la moneda. Si es un comprador querrá investigar todos los aspectos del activo que se vende, obteniendo así una imagen completa de la documentación administrativa, como:

  • Datos catastrales
  • Registros catastrales
  • Evaluación de las dependencias
  • Destinación de su uso
  • Cumplimiento de la normativa
  • Legitimación del título de la propiedad

La Due Diligence para la compra de propiedades es particularmente útil ante una con diferentes propietarios/herederos o una propiedad sujeta a intervenciones técnicas/judiciales.

Due Diligence para la seguridad

La Due Diligence sobre seguridad es un proceso que le permite evaluar la conformidad legislativa de un lugar o los aspectos individuales relacionados con una empresa, como la aprobación de su maquinaria o el cumplimiento de las normas.

Due Diligence para la evaluación de una empresa

Como empresario, o socio de una empresa, puede ser muy importante conocer los activos reales de la empresa compuestos por la liquidez económica. Una diligencia debida de evaluación le permitirá tener una visión completa del valor de su negocio, que le será útil para:

  • Inversiones futuras
  • Solicitud de financiamiento
  • Cesiones

Due Diligence para la hipoteca

La Due Diligence sobre las hipotecas se aplica en la compra de una propiedad cuando se va a emitir una hipoteca. Un control específico sobre la situación financiera y la valoración de bienes inmuebles puede ser útil para conocer la viabilidad de la transacción. Para el banco, es un control que lleva a cabo sobre cada institución financiera antes de otorgarle una hipoteca.

Due Diligence para una adquisición

Las adquisiciones de empresas son una parte integral del mundo comercial. Sin embargo, una vez que haya firmado un contrato, como nuevo propietario o socio, será directamente responsable de cualquier situación pendiente desde un punto de vista económico, financiero y legal. Es por ello que un control cuidadoso de Due Diligence es indispensable, tanto en las fases iniciales como posteriores.

Due Diligence para las empresas

La generación de acuerdos comerciales con empresas de diferente origen, y cuya situación económica es desconocida, es algo probable. Investigar al socio comercial es parte de la diligencia debida corporativa y le ofrece una visión amplia y una protección de sus inversiones.

Conclusiones

En un mundo cada vez más globalizado, en el que las relaciones personales son limitadas y, a menudo, ocurren en su mayoría a través de un ordenador, la información es la mejor herramienta para garantizar actividades ventajosas que protejan sus intereses.

Tenga en cuenta que este es un proceso delicado. Es por ello que, nuestro consejo, como equipo de ReputationUP, es que recurra a profesionales que puedan investigar la reputación financiera de un individuo y que sean capaces de encontrar información valiosa para conseguir una inversión exitosa.

Su Reputación Online

Contatta ReputationUP